¡¡¡A POR LA SALCHICHAAA!!!

Éste es el juego que sieeeempre recomiendo en las consultas.

Todos sabemos de la importancia del olfato en los perros, sabemos que es su sentido más desarrollado y que normalmente les encanta utilizarlo (espero que el día que lo explicaron no faltaras a clase). Este juego saca todo su potencial... a mí personalmente es el que más me gusta.

¿Recordáis aquella secuencia de la pantera rosa flotando con los ojos cerrados mientras se dejaba llevar ensimismada por su nariz porque había olido comida en el ambiente? Creo que a Homer Simpson también le pasaba algo parecido en algún capítulo con las rosquillas. Los perros no vuelan, así que no será exactamente así, pero le veréis corretear muy concentrado detrás de una nariz que llevará pegada al suelo.

En este juego lo que tendréis que hacer es simplemente esconder trocitos de salchicha y que el perro los busque, nada más y nada menos. Si no queréis darle salchichas podéis esconder cualquier chuche que le guste, como siempre digo, puede ser incluso pienso si éste les enloquece, aunque al principio siempre será mejor que sean productos olorosos, cuando el perro esté entrenado, podréis pasar al pienso sin problemas.

Conviene que este ejercicio se lo pongáis fácil al principio y vayáis subiendo la dificultad en días sucesivos, sobre todo si el perro no está habituado a este tipo de juegos de olfato, así conseguiréis que siempre sea un nuevo reto. Los trocitos podrán empezar siendo grandecitos, rodajas  de unos dos milímetros de ancho o más para perros chatos. También podéis poner varios juntos. Cuanto más pequeños, más dificultad tendrá el juego y más tendrán que concentrarse para encontrarlos. Yo se los pongo del tamaño de medio guisante.

Se puede comenzar tirando unos trocitos de salchicha al suelo y diciendo: "¡Busca!", incluso se los podréis señalar con el dedo o que él vea dónde se los escondéis. Emplear un comando para este juego viene bien para después poder utilizarlo en otros ejercicios.

En días sucesivos tendrá que encontrarlos sin vuestra ayuda, además, ya nada de dejar los premios por el suelo, tendrán que estar escondidos para que no se dejen llevar por la vista y utilicen de verdad el olfato, que es lo que buscamos. La dificultad se irá incrementando cuanto más escondidos estén. El nivel súper-difícil ya es aquel en que metéis las salchichas en trampas, puede ser debajo de un tupper, en el doblez de una manta, al fondo de una caja... así vuestro perro se las tendrá que ingeniar para conseguirlas. Yo tengo jardín, así que a los míos se las escondo entre la hierba, en los troncos de los árboles, entre las hojas secas, entre los huecos de los ladrillos,... Se puede practicar incluso en los paseos, sobre todo para perros que no se despegan de vosotros o que tienen altos niveles de estrés y ansiedad por miedo al entorno.

Durante el ejercicio, más allá de las primeras veces, no tendréis que hacer nada, sólo observar y disfrutar con el panorama. Ni siquiera tenéis que felicitar cuando las encuentren, poder engullir los premios ya es lo suficientemente motivador para ellos ;). Eso sí, que el perro no vea dónde las escondéis, mientras lo hacéis, él debería esperar en otra habitación.

Si pensáis que vuestro perro no sabrá hacerlo veréis que os equivocáis, su instinto le llevará de la mano, digo de la pata :P



Y si tenéis varios perros un poco posesivos no os preocupéis por las disputas por la comida, al ser un juego de búsqueda no tienen que defender unos recursos porque no los consideran de su propiedad, sólo considerarán suyo el trocito que hayan encontrado. No obstante, si veis que hay algún tipo de enfrentamiento, tendréis que practicar el juego de manera individual.

La duración de este juego depende mucho del número de trocitos de salchicha que les pongáis y de la dificultad para acceder al escondite de los mismos, pero para orientaros, el tiempo de búsqueda no debería ser inferior a unos quince o veinte minutos, tiempo suficiente para luego poder tenerlos relajados durante un buen rato ;)

Ventajas de este juego
  • Fomenta la independencia y baja los niveles de estrés, imprescindible para perros con ansiedad por separación
  • Se puede practicar todos los días sin que el perro se aburra lo más mínimo, cambiando el escondite de los premios siempre será un juego nuevo para ellos.
  • Estimula su mente, sobre todo en niveles de dificultad altos donde hay que ingeniárselas para superar las trampas que les pongamos.
  • También les estimula físicamente, el perro tendrá que moverse para conseguir los trofeos.
  • Evita conductas destructivas por aburrimiento.
Desventajas de este juego
  • Realmente no se me ocurre ninguna, aunque a mi pareja le molesta que deje trocitos encima de su consola, quizá él en este punto tendría otra opinión, jejeje, aunque a pesar de ello la consola sigue sana y salva ;)
Recomendado para
  • Perros de todas las edades. De verdad, de todas, todas.
  • Perros con estereotipias. Cuidadín en este caso con la dificultad del ejercicio, no se lo pongáis excesivamente difícil.
  • Perros agresivos. Trabajándolo todos los días este ejercicio ayuda a relajarlos.
  • Perros rollizos o ansiosos con la comida. Ideal para darles su ración de pienso.
  • También es un juego ideal para perros inseguros, al verse capaces de superar obstáculos y alcanzar la meta, estaremos trabajando su autoestima. Importante en este caso que el perro realmente pueda acceder a ellos.
  • Perros que no tienen bien construida la llamada, como elemento motivador añadido.
  • Perros con ansiedad por separación. Podemos esconder trocitos de salchicha antes de irnos y distraerlos así de nuestra marcha durante los veinte primeros minutos críticos.
  • Todos los perros del mundo mundial. ¡Es que es un juego estupendo para cualquier perro!
Tipo de juego
  • Relajante.
Si lo probáis... ¡escribid vuestra experiencia!

Si te ha gustado el artículo compártelo en tu red social favorita ;)


4 comentarios:

  1. Solo decirte que me encanta el blog, estoy aprendiendo mucho y me gusta como lo explicas. Sigue con ello ;)

    P.D: Me encanta la cara de pánico de la salchicha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaj, muchas gracias!!! La salchicha es cosecha mía, pero no soy ilustradora, así que, admito críticas... pero me alegra que transmita el sufrimiento de estar a punto de ser "devorada", póbrecica mía :P

      Eliminar
  2. Jooo, habia leido muchas veces sobre este juego, pero tal y como lo cuentas parece realmente divertido!
    Una curiosidad, sobre este punto que comentas "Perros que no tienen bien construida la llamada, como elemento motivador añadido."
    Podrias ampliarme un poco la info? Seria para realizarlo en exterior? en interior? De que manera motiva este juego a la llamada?
    Un saludo, y gracias por el blog! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Irene!! Gracias por tu comentario!! El juego es divertidísimo, sí, y si no, ya verás como a la segunda o tercera vez que lo practiques tu perrete espera con mucha alegría a que le esparzas/escondas las salchichas ;)

      Con lo del elemento motivador añadido me refiero a que cuando le llames y se acerque a ti, tires algunos premios al suelo y le pidas buscar, así una y otra vez (no digo que le estés llamando constantemente, ojo!), hasta que vaya viendo que la llamada tiene asociada cosas muy divertidas para él y le encante venir a ti. La filosofía es que cuando se acerca siempre pasan cosas buenas. Es como si le dijeses: "Fulanito, he encontrado una fuente del tesoro y la quiero compartir contigo, por eso te llamo" :). Se puede practicar en exterior con la llamada, claro!!

      Eliminar